Mermelada rápida de fresas con Thermomix

He desayunado esta mañana una tostada con mantequilla de cacahuete y esta mermelada y me ha sabido a gloria!!! También está buenísima con yogur o queso fresco.

¿Lo mejor de todo?

Que además de estar de muerte es apta para síndrome de intestino irritable.

De hecho incluso en grandes cantidades no debería provocarte síntomas digestivos puesto que ninguno de los ingredientes supera las cantidades máximas recomendadas por la Monash app (para ver las cantidades exactas máximas de cada ingrediente consulta la aplicación). En concreto las fresas son uno de esos alimentos que no contienen fodmaps

De todas formas una ración apropiada serían dos cucharadas.

La he hecho tanto con fresas congeladas como con fresas frescas y con ambos tipos está igual de rica. También he conseguido buenos resultados reduciendo todavía más la cantidad de azúcar.

Y hablando de azúcar…

Ten en cuenta que además de endulzar también actúa como conservante así que la duración de esta mermelada es menor de lo habitual. Se recomienda conservarla en la nevera y consumirla en poco tiempo (esto último te va a resultar fácil 😉

¿Ya tienes puesto el delantal? Venga pues allá vamos…

INGREDIENTES:

  • 250 gr de fresas congeladas o frescas
  • 50 gr de azúcar
  • 30 gr de agua
  • 20 gr de semillas de chía

PREPARACIÓN:

  1. Echa las fresas, el azúcar y el agua en el vaso. Programa 10 min/100º/vel. cuchara.
  2. Añade las semillas de chía, remueve con la espátula o una lengua de silicona y deja reposar.
  3. Echa la mermelada en un bote y deja enfriar. Se debe guardar en la nevera.

¿Verdad que está deliciosa? Te lo dije! 😉

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un/a nutricionista. Te aconsejamos consultar a tu nutricionista de confianza.

Deja un comentario