Tomate frito casero de chuparse los dedos y cuidar el bolsillo

Cuando se sigue una dieta baja en fodmaps hay que tener especial cuidado con las salsas, porque sin darnos cuenta por ahí se nos puede colar un ingrediente alto en este tipo de carbohidratos que nos haga la puñeta pero bien.

Veamos:

En teoría un bote de tomate frito debería ser apto para tripillas sensibles ya que el tomate común no contiene fodmaps, pero hay que mirar siempre la lista de ingredientes para asegurarse de que efectivamente no contiene nada que nos pueda hacer daño.

Por ejemplo, en Mercadona tienen muchos tipos de tomate frito: tomate frito receta artesana, tomate frito abrir y servir, tomate frito sin azúcares añadidos, tomate frito estilo casero, y tomate frito de la marca Hida.

Pero atención:

El tomate frito receta artesana lleva ajo. El tomate frito sin azúcares añadidos y el tomate frito abrir y servir contienen cebolla y ajo. Únicamente el tomate frito estilo casero y el tomate frito marca Hida no contienen cebolla ni ajo.

Y lo mismo en Carrefour, que el único tomate frito que he visto que podemos tomar es el de la marca Hida.

Así que una alternativa buena, bonita y barata a estos productos del super es ponernos manos a la obra y hacer nuestro propio tomate frito.

En la Thermomix o robot de cocina equivalente está chupao y sale mucho más económico, a parte de que es una buena receta de aprovechamiento para tomates que estén un poco feuchos y, de cara al medio-ambiente, reducimos los residuos que generamos.

Si además sustituimos el azúcar por una zanahoria mediana conseguimos una preparación todavía más saludable así que como ves todo son ventajas 😉

Contenido en FODMAPs de los ingredientes:

tomates: para que sea 0% fodmaps tienes que utilizar tomate común, los redondos de toda la vida, que son los que según la Monash app no tienen fodmap y podemos comer la cantidad que queramos.

Cuidado si en lugar de tomates redondos utilizáis tomates tipo pera ya que 75 gr de estos tomates es una cantidad segura pero con 250 gr ya estamos en la zona naranja por la cantidad de Oligo-sacáridos que contienen y 300 gr ya directamente es una cantidad no recomendada y que deberíamos evitar.

zanahorias: Según la Monash app las zanahorias son uno de esos «mágicos» alimentos que no contienen fodmaps y podemos comer con alegría sin preocuparnos por las cantidades, aunque esta receta sólo lleva una.

INGREDIENTES:

  • 800 gr de tomates naturales redondos
  • 1 zanahoria mediana pelada
  • 70 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de sal

PREPARACIÓN:

1.- Tritura los tomates y la zanahoria programando 15 seg/vel 5.
2.- Añade el aceite y la sal y programa 30 min/Varoma/vel 2.

¡Listo!

Ya te dije que estaba chupao…

Por cierto, dos truquillos para un resultado todavía mejor:

– Si los tomates tienen mucha agua apriétalos un poco con las manos para retirar el exceso antes de echarlos.

– Si lo quieres más espeso, puedes programar 5 ó 10 minutos más para evaporar el líquido.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un/a nutricionista especializado/a. Te aconsejamos consultar a su nutricionista de confianza.

Deja un comentario