Cómo viajar con colon irritable

El estrés, la comida picante o la falta de sueño son algunas de las cosas que suponen un problema para los viajeros con SII. Antes de hacer las maletas, lee estos consejos para un viaje sin preocupaciones y sin diarrea, estreñimiento, gases, inflamación, etc.

Las especialidades locales con moderación.

Las personas con intestino irritable somos propensas a tener malas reacciones a los nuevos alimentos, por lo que se recomienda una cierta prudencia en nuestras aventuras culinarias cuando viajamos. 

Eso no significa que tengas que renunciar por completo a la cultura gastronómica del sitio donde vayas, pero sí que a la hora de probar cosas nuevas elijas platos con ingredientes que sabes que toleras bien y que confíes en tu intuición. 

Estos son algunos consejos si crees que vas a tener dificultades con la comida en tu lugar de destino: 

– muchos alojamientos cuentan con una nevera en la cocina o una mini-nevera en las habitaciones. Puedes aprovechar para guardar ahí alimentos perecederos.

– lleva algunos tentempiés, picoteo o bocadillos que sepas que son seguros para ti durante el viaje, especialmente en tu equipaje de mano si viajas en tren o en avión. 

– si sales a comer a un restaurante, consulta la carta on-line. Hoy en día todos los restaurantes tienen una página web y así podrás ver si tienen platos aptos para colon irritable antes de ir.

Esto es lo que pasa cuando tienes SII y te da por innovar yendo a un restaurante griego el día que no debes + 8 consejos para salir a comer fuera.

Si eres propenso al estreñimiento: actúa para prevenir su aparición. 

No es mi caso. Así que no puedo dar consejos de primera mano ni compartir mi experiencia. Pero parece ser que las personas con SII-E pueden ser más susceptibles al estreñimiento cuando viajan. 

Los motivos pueden ser la falta de acceso a un baño o una agenda viajera demasiado llena. 

En estos casos se recomienda intentar prevenir el estreñimiento los días previos siguiendo el tratamiento e indicaciones que te hayan indicado. 

Si eres propensa a la diarrea: reduce el estrés.

Si cuando viajas tu diarrea viaja contigo es posible que te agobie la idea de viajar en cualquier medio de transporte en el que no tengas acceso a un baño. 

Yo de hecho hace muchos años que ya no viajo en autocar por ese mismo motivo. 

Si notas que cuando viajas la ansiedad te sube como la espuma, existen determinados ansiolíticos u otros medicamentos que pueden ayudarte. Los ansiolíticos son una cosa seria así que no te automediques: consulta con tu médico y respeta la pauta que te hayan indicado. 

También te puede ayudar echar mano de una app de meditación o una lista de reproducción relajante durante el viaje. Eso si no viajas con niños pequeños, claro. Si viajas con peques entonces di adiós a la calma y la relajación y entrégate al caos y confía en que no haya demasiados daños colaterales en el trayecto. 

Otro truco: si viajas en tren o en avión intenta ir en asiento de pasillo. Te ahorrarás el agobio de tener que pedirle a tu vecino de asiento que se levante varias (o muchas) veces durante el trayecto para que puedas ir al baño. 

Antes de viajar los probióticos son tus amigos. 

Una de las recomendaciones que más suele repetirse es la de tomar un probiótico días antes de viajar, si no lo tomas habitualmente. 

Cualquiera que viaje puede tener una intoxicación alimentaria, tenga colon irritable o no. Pero en el caso de las personas con SII la intoxicación alimentaria puede provocar un brote de colon irritable, incluida la diarrea del viajero. Pues qué bien.  

Tomar un probiótico unos días antes de viajar y mientras dure tu viaje puede ayudarte a prevenir la diarrea y calmar los brotes de colon irritable. 

Mantén tus hábitos saludables.

El síndrome del intestino irritable puede agravarse con el estrés y los cambios de rutina. Así que la recomendación es que trates de mantener aquellos hábitos que te ayudan a mantener a raya los brotes de colon irritable cuando estés de viaje. 

Si por ejemplo hacer ejercicio con regularidad, o dormir determinadas horas de sueño es algo que te ayuda, pues intenta mantenerlo durante tu viaje. 

Esto es más fácil de decir que de hacer, pero si lo consigues da buenos resultados así que te animo a que lo intentes.

Si viajas al extranjero aprende algunas palabras del idioma local.

Cuando tienes colon irritable una de las frases que sueles tener que decir a menudo es: «¿Dónde está el baño?». O si ciertos platos tienen ajo y cebolla, etc. 

Si viajas al extranjero te interesa saber decir ciertas cosas como «baño» o preguntas sencillas relacionadas con la comida. También las normas básicas de cortesía. Eso te hará la vida más fácil donde vayas y te abrirá muchas puertas (incluida la del baño jejeje). 

Se flexible, my friend.

Cada persona es un mundo y cada persona con colon irritable un universo entero. A cada uno y cada una nos afecta de manera diferente e incluso a una misma persona diferentes viajes y contextos le pueden afectar de manera distinta. 

Si viajas por una reunión de trabajo es posible que incluso un café poco cargado te dispare los síntomas de colon irritable, pero a lo mejor durante las vacaciones estás en modo relax y no sólo te puedes tomar ese mismo café e incluso una comida picante sin ningún problema. 

No nos queda otra que el viejo método de «prueba y error». 

Cada viaje con SII es diferente, así que sólo nos queda prepararnos lo mejor posible y tener una mentalidad flexible con la que irnos adaptando según se presenten las cosas. 

Espero que con estos consejos tengas un viaje sin turbulencias digestivas y lleno de diversión a la par que descanso.

El mundo es tuyo, baby. 

Lista de trucos para viajar con colon irritable

  • Llevar picoteo y bocadillos a prueba de colon irritable
  • Conseguir un asiento de pasillo caiga quien caiga
  • Viajo sin niños pequeños: Instalar una app de meditación para reducir el estrés en tránsito
  • Viajo con niños pequeños: Se acerca el Armaggedon y lo sabes
  • Tomar un probiótico antes del viaje
  • Mantener las rutinas de sueño y actividad física
  • Aprender las palabras básicas del idioma de destino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.