Colonoscopia: qué es, para qué sirve y cómo prepararte.

Ay, las colonoscopias.

Después de 20 años de peregrinación de médico en médico pensaba que me iba a salir con la mía y librarme de tener que pasar por esa desagradable prueba, en concreto una colonoscopia con sedación. Aunque bendita sedación, por otra parte.

Pero no. Cuando por fin me vio el especialista de trastornos funcionales del Hospital Clínico San Carlos, se mostró sorprendido y me dijo que aunque estaba casi seguro de que mi diagnóstico era síndrome del intestino irritable, había que hacerme la colonoscopia para descartar otro tipo de patologías.

Mi gozo en un pozo.

¿Qué es una colonoscopia?

Según la American Society for Gastrointestinal Endoscopy, la colonoscopia es una prueba diagnóstica en la que se examina el revestimiento del colon (intestino grueso) para ver si hay algún tipo de anormalidades.

¿Cómo se hace una colonoscopia?

Antes de empezar la prueba te ponen la sedación, de forma intravenosa para que no te pongas de los nervios. Yo lo agradezco, porque fijo que me da un patatús si no.

La colonoscopia se realiza insertando en el ano un tubo flexible del grosor de un dedo y haciéndolo avanzar lentamente hasta llegar al recto y al colon. Este instrumento, llamado colonoscopio, tiene su propia lente y fuente luminosa y le permite al médico visualizar imágenes en un monitor de video.

Lo sé, suena apasionante.

¿Cuánto se tarda en hacer una colonoscopia?

Según las hojas de indicaciones para la preparación y realización de la colonoscopia que me han dado en el hospital, la duración de la prueba depende de los hallazgos que se vayan produciendo. En líneas generales, el recorrido del endoscopio por el tubo digestivo no suele durar más de 60 minutos.

¿Qué se puede detectar en una colonoscopia?

La colonoscopia es una prueba que se usa para encontrar la causa de los problemas de colon, entre ellos:

– pólipos

– síntomas intestinales como dolor abdominal, sangrado rectal, estreñimiento crónico, diarrea crónica y otros problemas intestinales. Aquí es donde estamos los pacientes con síndrome del intestino irritable, claro.

– cáncer color-rectal.

Cómo prepararse para la colonoscopia

La preparación para la colonoscopia es un rollo, lo sabe todo el mundo. Pero es la clave para el éxito de la prueba. Una mala preparación, y por tanto un incompleto vaciado de nuestras tripillas, puede suponer que te tengan que repetir la prueba porque no puedan ver nada.

Y no queremos eso, ¿verdad?

Como si no fuera suficiente con que te metan un tubo por el ano una vez. Pues encima a repetirlo. Así que no nos queda otra que prepararnos lo mejor posible.

Preparar de forma correcta el intestino antes de la realización de la colonoscopia es lo más decisivo para el éxito de la prueba.

Normalmente las instrucciones incluyen bién tendrás que beber dos litros de agua y seguir una dieta pobre en residuos varios días antes de la prueba para que puedan hacer la prueba sin problemas.

Alimentos permitidos

leche y yogurt natural desnatados
quesos frescos (requesón, queso Cottage, queso de Burgos, queso Quark) y quesos duros
pan blanco o tostado
galletas no integrales
caldos sin verduras
pastas no integrales
carnes y pescados blancos a la plancha o hervidos
huevo en tortilla o cocido
patatas en puré o cocidas SIN PIEL
café, té o infusiones ligeras

Alimentos prohibidos

productos integrales
leche entera y derivados de la leche enteros
frutas y verduras
legumbres
carnes grasas y embutidos
pescados azules
huevos fritos
chocolate
pasteles
frutos secos

Hay que tomar unos sobres laxantes 8 horas y 5 horas antes de la prueba. Así que deduzco que ese día voy a pasar más tiempo en el baño que en ningún otro lugar de la casa. Que todo fuera eso, cuando tienes colon irritable estás acostumbrada a ese tipo de cosas… 😉

Diario de la preparación para la colonoscopia

Lunes: 3 días antes de la prueba

Empiezo con la preparación para la prueba. Estas son las únicas instrucciones por ahora:

– Beber al menos dos litros de agua al día

– Seguir una dieta pobre en residuos:

He tenido que ir a hacer la compra, porque no suelo tomar leche ni nada desnatado. Tampoco trigo.

Haciendo malabarismos para tratar de elegir los alimentos que sean compatibles también con la dieta fodmaps porque si tomo café y pan o pasta de trigo ya sé lo que va a pasar: que voy a terminar en el baño si necesidad de tomarme los laxantes.

Mentalizada para abandonar el chocolate negro durante 4 días.

Las fases de la preparación son un jaleo, así que me he puesto un montón de alarmas para acordarme de todo: cuándo tengo que tomarme los sobres, cuándo tengo que tomar sólo líquidos, cuando tengo que dejar de comer, etc.

Martes: 2 días antes de la prueba

Hoy he tenido que ir al hospital a hacerme el análisis de sangre y, como seguimos en esta nueva normalidad pandémica, la PCR también.

Sigo con la dieta pobre en resíduos así que como tenía que ir en ayunas al hospital me he llevado un queso de Burgos para desayunar cuando acabara.

He vuelto a casa y me he tomado un café con leche desnatada. Mala idea.

Además, a partir de hoy ya no puedo tomar anti-diarreicos.

Esta dieta pobre en residuos está haciendo que mis restricciones habituales (no leche, no trigo, algunas frutas y verduras) parezcan un paseo en comparación.

Miércoles: día anterior a la prueba

Instrucciones:

– Desayuno normal sin residuos

– Comida ligera sin residuos

– Cena líquida

Jueves: día de la prueba

Hoy es el día de la colonoscopia y tengo agenda de ministra.  

Mira:

8-9h30: tomarme el primer sobre de Pleinvue disuelto en agua a sorbitos. No hay que tomarlo demasiado rápido. 

9h30-10h00: media hora de tomar líquidos claros (zumo sin pulpa, caldos, infusiones)

Atención: Por experiencia propia te recomiendo que levantes el campamento base en el cuarto de baño y tengas todo lo que necesites al alcance de la mano, ya que no vas a poder abandonar tu trono de hierro en un buen rato. Parece mentira lo lejos que queda el comedor cuando los laxantes comienzan a hacer su trabajo.  

11-12h30: tomarme los segundos sobres (son dos distintos) disueltos en agua. De nuevo hay que tardar 90 minutos. 

12h30-13h00: segunda media hora de tomar líquidos claros (zumo sin pulpa, caldos, infusiones)

13h00: a partir de hora ayuno total. No podré comer ni beber nada, ni siquiera agua.

16h00: ¡Colonoscopia! 

Me hacen la prueba y se confirman los rumores

Ahora puedo decir que he comprobado en mis propias carnes que es cierto eso que se dice de que lo peor de la colonoscopia es la preparación previa.

El primer sobre lo toleré bastante bien, pero con el segundo la cosa se complicó. Acabé vomitando y no pude terminar de beberme todo el mejunje. 

Afortunadamente, con lo que ya había tomado fue suficiente para que me pudieran hacer la prueba. 

Si te da cosilla la prueba en sí, puedo decirte que una vez que me tumbé en la camilla y me sedaron, no me enteré de nada. 

Cuando me desperté, me dolía la tripa por el aire que te meten para poder hacer la prueba, pero nada que no se resolviera ventoseando (como paciente de SII en eso tengo práctica ;-p).

Las horas posteriores a la prueba sangré un poquitín, pero al día siguiente ya me encontraba bien del todo. 

Desde aquí doy gracias a todo el personal del H. Clínico San Carlos que me atendió, -desde la enfermera, hasta el anestesista, pasando por la doctora que realizó la prueba-, porque fueron súper amables e hicieron gala de un buen humor envidiable.

Epílogo: se descartan algunas enfermedades y (casi) se confirman otras.

Resulta que mi colonoscopia ha dado resultados normales: mi colon está perfecto y en las biopsias no se ha visto nada raro.

Se descarta, por tanto, que tenga colitis microscópica que era para lo que me querían hacer la colonoscopia: para descartar que en lugar de colon irritable no tuviera otra cosa.

Lo próximo será el estudio de mal-absorción biliar y si eso sale bien también, entonces se confirmará el diagnóstico de colon irritable.

Esta información tiene un carácter meramente informativo y no sustituye en ningún caso al criterio médico. Para la preparación previa a la colonoscopia sigue las instrucciones de tu médico/a. No te auto-diagnostiques ni te auto-mediques.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.