Galletas de leche condensada y maicena

Las dietistas-nutricionistas se van a quedar afónicas de tanto decirlo:

Señores y señoras, las galletas no son saludables, las galletas son un alimento ultra-procesado, y no, las galletas caseras tampoco son sanas, muerte a las galletas.

¿Y entonces por qué pones una receta de galletas, cacho perra? te preguntarás, -con buen criterio por otra parte-.

Pues porque hay veces en la vida, esperemos que sean las menos, en que estás rodeada de galletas, tartas, bizcochos, bollitos… y tú ahí sin poder comer nada, aguantando estoicamente, hasta que ya no puedes más y te comes lo primero que pillas que seguramente será no sólo insano, sino llenito de fodmaps… que según lo tienes en la boca ya sabes que al día siguiente lo vas a pagar con creces y ni siquiera está tan bueno…

Para esos momentos en los que no mandaste tus barcos a luchar contra los elementos, pues por lo menos que no sufras una avalancha de retortijones, gases y diarrea…

Estas galletas quedan son tipo pastas de te, muy ligeras y suaves.

Para almuerzos y meriendas de todos los días algunas ideas saludables y bajas en fodmap son: una pieza de fruta baja en fodmap (mandarina, uvas, piña, papaya, fresas…), un puñado de tomates cherrys, un puñado de frutos secos (cacahuetes, nueces pecanas…), una tostada con mantequilla de cacahuete o este bizcocho de platano y avena…

Contenido en fodmap:

Si tenéis problemas con la lactosa podéis sustituir la leche condensada por crema de coco, la mantequilla no contiene lactosa así que no es necesario sustituirla.

La maicena y el azúcar tienen un bajo contenido en fodmap.

El huevo es una proteína y no contiene fodmaps tampoco.

¿Lista? ¡Pues al ataque!

Ingredientes:

  • 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 gr de azúcar
  • 200 gr de leche condensada o crema de coco
  • 1 yema de huevo
  • 350 gr de maicena

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180º
  2. Pon en el vaso la mantequilla, el azúcar, la leche condensada y la yema de huevo. Mezcla 20 seg/vel 4.
  3. Agrega la maicena y programa 20 seg/vel 4.
  4. Haz bolitas de masa, aplástalas ligeramente y colócalas en la bandeja del horno forrada con papel de hornear o base de silicona. No las pongas muy juntas que luego crecen y se quedan pegadas. Puedes marcar la superficie con las púas de un tenedor si quieres.
  5. Hornea durante 15 minutos.

Disfrútalas y, ya sabes, reserva estas galletas para un consumo muy esporádico… 🙂

Deja un comentario