Remedios naturales para colon irritable: ¿Timo o solución?

En este artículo vamos a analizar la verdadera eficacia de los remedios naturales y terapias alternativas más utilizadas para el colon irritable, que es algo que preocupa a muchas personas.

Si tienes síndrome del intestino irritable probablemente esta situación te resulte familiar:

Suena el despertador, y rezas para que tus síntomas digestivos no se despierten contigo. No sabes si desayunar, si no desayunar… Si levantarte con mucha antelación, si levantarte con el tiempo justo…

Te preparas para ir a trabajar y te resulta imposible salir de casa o tienes que hacer varias paradas técnicas a lo largo del camino.

Y como tengas que coger el metro o comerte el atasco, despídete, el trayecto diario hasta el trabajo se parece más a una película de Indiana Jones que a un día normal en una ciudad cualquiera.

Has probado muchas cosas, pero nada parece funcionar.

Ante semejante panorama, y ante la falta de un tratamiento farmacológico definitivo para colon irritable, mucha gente intentamos reducir la intensidad y frecuencia nuestros síntomas recurriendo a remedios naturales y tratamientos alternativos.

Pero,

¿Realmente funcionan? ¿Es buena idea recurrir a este tipo de tratamientos?

Veamos qué dice la ciencia sobre los remedios naturales más populares para tratar el síndrome del intestino irritable:

Acupuntura

Imagen: Pixabay

Algunas personas afirman que la acupuntura les alivia los síntomas de colon irritable, sobre todo el dolor abdominal.

Sin embargo, no se ha encontrado evidencia científica que demuestre que la acupuntura sea beneficiosa para el colon irritable, aunque tampoco que sea perjudicial.

Sí que es cierto que en ensayos chinos los pacientes informaron de mayores beneficios de la acupuntura en comparación con dos fármacos antiespasmódicos 1, pero no se sabe si ese mayor beneficio tiene que ver con las propias preferencias de los pacientes por la acupuntura o a las mayores expectativas de mejoría con la acupuntura en relación con el tratamiento farmacológico.

En cualquier caso, si estás pensando en probar la acupuntura para tratar el colon irritable, asegúrate de que la persona a la que acudes sea un verdadero profesional: comprueba su formación y experiencia.

Hierbas medicinales

Imagen: Pixabay

Las infusiones de plantas medicinales son el remedio casero por excelencia para los dolores de tripa en general, ¿A quién no le han recomendado alguna vez una infusión de valeriana o manzanilla para el dolor de tripa?

En este caso, parece que la sabiduría popular y la evidencia científica coinciden, ya que según la revisión Cochrane existen estudios cuyos resultados señalan que algunas hierbas medicinales pueden mejorar los síntomas del síndrome de colon irritable.

Sin embargo, estos resultados hay que tomarlos con precaución y no como algo concluyente, ya que se trata de estudios que pueden tener diversos defectos como que hayan utilizado una metodología inadecuada o que la muestra del estudio sea demasiada pequeña.

Según Cochrane es necesario que se realicen nuevos ensayos más fiables para comprobar si, efectivamente, algunas hierbas medicinales pueden tener un efecto beneficioso en pacientes con síndrome del intestino irritable.

Así que la conclusión no es tanto que las infusiones de hierbas medicinales de toda la vida no funcionen, simplemente la ciencia no lo sabe seguro, parece que sí, pero podría ser que no…

Ayuno

Imagen: Pixabay

Dentro del abanico de remedios naturales más utilizados para colon irritable, el ayuno parece ser uno de los más populares.

Muchas personas afirman que la práctica del ayuno, ya sea ayuno intermitente o ayuno en el sentido más tradicional del término, les ha ayudado a reducir los síntomas del colon irritable.

El ayuno intermitente es aquel en el que se alternan períodos de comer y no comer, mientras que en el ayuno más tradicional o a largo plazo (long-term fasting en inglés) lo que se hace es no comer, o no comer ni beber, durante entre uno y tres días.

Pero, ¿Qué dice la Ciencia?

Varias expertas coinciden en señalar que no existe evidencia científica suficiente sobre los efectos del ayuno en el colon irritable. Se necesitan más estudios científicos que analicen los posibles efectos positivos de esta práctica en la reducción de los síntomas de esta patología.

Ryan Warren, nutricionista en el New York Presbyterian Hospital y Weill Cornell Medicine, indica que los posibles beneficios del ayuno dependen sobre todo del tipo de SII y de las causas que lo provoquen 2:

Si los síntomas aparecen después de comer

En el caso de pacientes cuyos síntomas (gases, hinchazón abdominal, diarrea) aparecen después de comer, aumentar el tiempo entre comidas o unos horarios de comidas más estructurados puede ser de ayuda para reducir la aparición de los síntomas.

Según el Gastro Center of New Yersey, el ayuno intermitente permite a los intestinos relajarse y auto-repararse durante los períodos sin comer, en lugar de tener que digerir la nueva comida que se ha tomado 3 pero que la evidencia científica a este respecto es anedóctica y se necesitan más estudios científicos para poder recomendarlo definitivamente.

Si los síntomas como la urgencia de ir al baño, la hinchazón abdominal y el estreñimiento están ligados a la ingesta de comida, parece razonable pensar que en los espacios de tiempo sin comer se evita la aparición de esos síntomas.

Sin embargo, Warren avisa de que el ayuno, incluso el ayuno intermitente, puede dar problemas si después de ese tiempo sin tomar nada se come más de la cuenta. Es lo que se conoce como el efecto yo-yo, que consiste en darse un atracón después de mucho tiempo sin comer.

Y esta cantidad excesiva de comida en el intestino puede desencadenar síntomas digestivos.

Kirsten Jackson, nutricionista, señala por su parte que ayunar (sobre todo si se hace sin supervisión profesional) puede acarrear que no se consuma una cantidad suficiente de determinados nutrientes, lo que puede motivar carencias nutricionales.

También puede suceder que se reduzca la cantidad de prebióticos y fibra, lo que podría empeorar los niveles de «bacterias buenas» que tenemos en nuestros intestinos, lo que puede empeorar nuestro colon irritable.

Si los síntomas aparecen por falta de comida en el estómago

Por el contrario, si los síntomas de colon irritable (como reflejo ácido y dolor abdominal) están asociados a la falta de comida en el estómago, no se recomienda que se pruebe el ayuno intermitente.

Tampoco en algunos tipos de hipersensibilidad intestinal, en los que las sensaciones de hambre y la falta de comida pueden desencadenar nauseas, reflejo ácido, calambres y dolor abdominal.

A estos pacientes se les recomienda pequeñas comidas cada poco tiempo en lugar de tres comidas al día o largos periodos de ayuno, señala esta especialista.

Puesto que no existe evidencia suficiente para aconsejar la práctica del ayuno intermitente en pacientes de colon irritable Kirsten Jackson, recomienda que sigamos las recomendaciones que sí están probadas y se sabe que son beneficiosas en el tratamiento del SII: aprender a gestionar el estrés, fibra, tomar líquidos, ejercicio suave y comidas regulares 4.

Homeopatía

Imagen: Pixabay

Al igual que en el caso de la acupuntura, no se ha demostrado científicamente que la homeopatía sea eficaz en el tratamiento del síndrome del intestino irritable.

Según la revisión Cochrane no se ha podido demostrar ni la eficacia ni la seguridad de los tratamientos homeopáticos para síndrome de intestino irritable. En este sentido se necesitaría llevar a cabo nuevos ensayos clínicos para determinar si este tipo de tratamientos son eficaces y seguros.

Aceite de menta

Imagen: Pixabay

Según la revisión Cochrane el aceite de menta, fabricado a partir de extractos de Mentha X piperita L., ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de los síntomas del intestino irritable 5 ya que actúa como espasmolítico intestinal.

La Asociación Española de Gastroenterología también señala que los estudios han demostrado que es significativamente más eficaz que el placebo en pacientes con SII en disminuir el dolor abdominal, y que en algunos estudios se observa también mejoría en los gases (flatulencias) y los ruidos de tripa (borborigmos).

Por ejemplo, en un estudio realizado en 2011 se vio que el suministro de aceite de menta al 1,6% administrado de manera local disminuía los movimientos del intestino (peristaltismo intestinal) 6.

Se cree que el aceite de menta funciona como un espasmolítico natural, es decir, que tiene un efecto relajante de los músculos del intestino.

Se ha visto que las personas con síndrome del intestino irritable tenemos más movimientos de los músculos del intestino. Movimientos que suelen venir acompañados de dolores tipo retortijón. Al actuar como relajantes del músculo, los espasmolíticos consiguen reducir estas contracciones, lo que hace que disminuyan los calambres, el dolor y la diarrea 7.

Sin embargo, no se ha demostrado que produzca mejoría para el estreñimiento.

¿Cómo tengo que tomar el aceite de menta para que realmente me ayude con los síntomas de intestino irritable?

Es muy importante señalar que la manera en que se tome el aceite de menta está muy relacionada con su eficacia.

En los estudios en que se han visto resultados positivos el aceite de menta se ha consumido en cápsulas totalmente recubiertas, es decir, que el aceite se encuentra dentro de una cápsula que no se deshace o que no se rompe hasta que llega al intestino. De este modo se consigue que el aceite pase por el estomago sin digerirse y llegue hasta los intestinos, donde tiene un impacto directo sobre los músculos y provoca ese efecto relajante beneficioso.

Según la Monash University no existen estudios fiables que hayan comprobado los efectos del aceite de menta consumido en otros formatos, por lo que entiendo que no se puede afirmar que el aceite esencial o las infusiones de menta tengan el mismo efecto o que tengan algún efecto.

Hay que avisar también que en algunos pacientes se han encontrado efectos secundarios tales como pirosis, quemazón perianal, visión borrosa, náuseas y vómitos 8 por lo que se recomienda tomarlo bajo supervisión médica y suspender el tratamiento si aparecen alguno de estos efectos indeseados.

Suplementos probióticos

Imagen: Pixabay

Según la guía de la AEG, algunos suplementos probióticos producen una mejoría significativa sobre la percepción global de los síntomas en pacientes con SII y particularmente sobre el dolor, la distensión y el meteorismo, pero no hay datos concluyentes sobre la mejoría del estreñimiento.

Sin embargo, dada la gran heterogeneidad que existe en la composición de los probióticos comercializados la AEG afirma que actualmente no se puede recomendar su uso en pacientes afectados por síndrome del intestino irritable con predominio de estreñimiento.

Plantago Ovata

El Plantago Ovata es una planta también conocida como psyllium, psilio, ispágula o isphagula (toma ya lección de botánica 😉

La cutícula o cáscara de sus semillas contiene una cantidad elevada de fibra alimenticia soluble, por lo que se considera un coadyuvante natural al tránsito intestinal.

Tradicionalmente se ha utilizado como suplemento de fibra para tratar los problemas de estreñimiento, pero desde hace unos años se ha visto que puede beneficiar también a las personas que tenemos colon irritable con predominio de diarrea.

¿Y eso?

Pues porque al parecer, esta fibra natural tiene una gran capacidad para absorber agua del bolo intestinal lo que da consistencia y compacta las heces, reduciendo la diarrea.

En un estudio publicado en el British Medical Journal en 2009 parece ser que comprobaron que los pacientes con síndrome del intestino irritable que habían sido suplementados con plantago ovata presentaron una mejoría en comparación con el placebo y el salvado de trigo.

Resumen

No hay evidencia científica que respalde el uso de la mayoría de los remedios naturales y terapias alternativas para mejorar el colon irritable, a excepción del plantago ovata, el aceite de menta y los suplementos probióticos.

Acupuntura❌ No se sabe
Hierbas medicinales❌ No se sabe
Ayuno❌ No se sabe
Homeopatía❌ No se sabe
Aceite de menta en cápsulas
recubiertas
✅ ¡Funciona!
Suplementos probióticos✅ ¡Funciona!
Plantago ovata✅ ¡Funciona!

Referencias

Notas a pie de página

  1. En concreto, bromuro de pinaverio y maleato de trimebutina, que han demostrado un beneficio moderado en el alivio de los síntomas de colon irritable
  2. https://www.healthline.com/health/irritable-bowel-syndrome/ibs-fasting#it-may-not-help
  3. https://gastrocenternj.com/can-intermittent-fasting-help-ibs/
  4. https://thefoodtreatmentclinic.com/2018/05/07/is-fasting-or-intermittent-fasting-good-for-irritable-bowel-syndrome/
  5. https://www.cochrane.org/es/CD003460/agentes-aumentadores-de-volumen-antiespasmodicos-y-medicacion-antidepresiva-para-el-tratamiento-del
  6. https://www.sefh.es/fh/124_121v36n04pdf012.pdf
  7. https://www.monashfodmap.com/blog/peppermint-oil-does-it-help-relieve/
  8. Manejo del paciente con síndrome del intestino irritable. Barcelona: Asociación Española de Gastroenterología, Sociedad Española de Familia y Comunitaria y Centro Cochrane Iberoamericano, 2005.

Deja un comentario