Receta de bolitas de chocolate y crema de cacahuete tipo brownie bajas en fodmap

Madre mía cómo están estos bocaditos de brownie de mantequilla de cacahuete bajos en fodmap y sin horno.

No hay tiempo que perder para disfrutar de estas delicias saludables, saciantes y llenitas de energía. La masa se hace en un periquete, si acaso lo más rollo es hacer las bolitas.

Ponte el delantal que arrancamos.

Ingredientes

  • 1 taza de copos de avena (o copos de avena sin gluten)
  • ½ taza de mantequilla de cacahuete 100%
  • ¼ de taza de chips de Chocolate
  • ¼ de taza de sirope de arce puro (necesitarás más o menos cantidad dependiendo de la consistencia de la mantequilla de cacahuete)
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación

1.- Pon los copos de avena y la mantequilla de cacahuete en tu robot de cocina o thermomix. Tritura hasta que la avena esté totalmente molida y se forme una pasta del tipo como si fueras a hacer la típica base de galleta.

En la thermomix yo lo puse 30 seg/ vel 5-10.

2.- Añade el resto de ingredientes: las pepitas de chocolate, el sirope de arce, el cacao en polvo, las semillas de chía y la sal y vuelve a triturar hasta que esté todo bien mezclado.

Si la mezcla te queda demasiado seca y migada añade una cucharada de sirope de arce y vuelve a triturar. La consistencia de la mezcla dependerá de la mantequilla de cacahuete que utilices, si es más seca o más oleosa.

Total, que repite la operación de echando cada vez una cucharada de arce y volviendo a triturar hasta que consigas una consistencia ligeramente pegajosa y fácil de moldear.

Si utilizas la thermomix y ves que se te empieza a quedar toda la mezcla por abajo dale unos segundos a velocidad 5 y la masa se despegará de la parte de abajo.

3.- Una vez conseguida la textura deseada coge una pequeña porción de masa y haz una bolita de unos 2,5 cm de tamaño. Repite la operación con el resto de la masa.

Vete poniendo las bolitas en una bandeja o fuente forrada con papel de horno y cuando tengas todas hechas mete la fuente o bandeja en el congelador.

Se pueden guardar en la nevera si las vas a comer enseguida pero en el congelador se conservan mejor. Si las guardas en el congelador lo único que tienes que hacer es sacarlas uno o dos minutos antes de comerlas.

Puedes dejar hechas una tacada e irlas sacando poco a poco cuando las vayas necesitando.

Ese era mi plan, hasta que ha llegado el resto de la familia y no han dejado ni una. No me ha dado ni tiempo a hacer la foto jeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.